Irlanda

Cómo reservar un ferry de Irlanda a Francia

Hay 4 rutas de ferry que operan entre Irlanda y Francia y ofrecen en total 9 salidas por semana. Irish Ferries opera 3 rutas, Ferry de Rosslare a Cherbourg funciona 2 veces por semana, Ferry de Rosslare a Roscoff alrededor de 2 veces semanalmente & Ferry de Dublín a Cherbourg alrededor de 1 vez por semana. Brittany Ferries opera 1 ruta, Ferry de Cork a Roscoff operada 1 vez por semana. Stena Line opera 1 ruta, Ferry de Rosslare a Cherbourg operada 3 veces semanalmente.

Debido a que la frecuencia y la duración de las travesías en algunas rutas varían, le aconsejamos que haga una búsqueda en tiempo real para las travesías desde Irlanda hasta Francia, para obtener la información más actualizada.

Mapa de ferry desde Irlanda a Francia

Haga click para ver el Mapa.

Acerca de Irlanda:

¿Qué se puede hacer en Irlanda?

¿Sabía que el Titanic fue construido en Irlanda? ¿O que el programa de televisión más antiguo del mundo es irlandés? Si. El famoso “Late Late Show” continúa en activo y tiene más de 50 temporadas. Probablemente tampoco sepa que Irlanda es el único país del mundo con un instrumento como símbolo nacional. Y así es esta verde isla situada en el oeste de Europa, un lugar lleno de sorpresas, curiosidades y lugares llenos de historia, con una de las poblaciones más jóvenes de Europa.

Irlanda es mundialmente conocida por sus múltiples castillos, los cuales se remontan a épocas muy antiguas; la historia de Irlanda está relacionada con invasiones, violencia y guerras, por lo que los castillos tenían la finalidad de proteger tanto a las ciudades como a las familias. Hoy en día, muchos de esos castillos continúan en el mismo lugar para que los más curiosos los puedan visitar. A pesar de que la lengua oficial es el inglés, el irlandés como lengua propia existe, se estudia en los colegios y pertenece a la división gaélica de idiomas célticos.
Los bellos paisajes verdes de la isla son una gran atracción tanto para los turistas como para los locales; los Acantilados de Moher son probablemente el lugar más visitado y están en una zona muy famosa por su cultura celta. El Parque Nacional de Killarney es también un paisaje digno de una visita en su estancia en Irlanda.

En esta bella isla, Dublin será otra de las ciudades de obligatoria visita. La capital de Irlanda, repleta de edificios con estilo georgiano, está colmado de lugares de interés; desde temple bar, lleno de pubs en los que tomar la famosa cerveza Guinness y disfrutar de la animada vida nocturna, hasta el museo Vikingo, en el que podrá aprender sobre la entrada de los Vikingos y su historia en la isla. Una visita al Trinity College, la universidad más famosa de Irlanda que situada justo en el centro de la ciudad, le permitirá recoger una pequeña perspectiva del campus de una de las universidades más privilegiadas del mundo. Si necesita un día en la naturaleza, puede visitar el Parque Phoenix e ir en busca de los preciosos ciervos que residen en el parque. La famosa cerveza Guinness es uno de los productos creados en Irlanda y más apreciados por los locales. Si le gusta la cerveza o le interesa saber sobre su preparación, el museo “Guinness Storehouse” es uno de los más visitados por los turistas. Allí podrá observar el proceso de producción de la cerveza, los tipos y si lo desea, degustar una en la azotea.

¿Cómo moverse por Irlanda?

El coche es el mejor medio para recorrer y descubrir los lugares más escondidos de este país, pero tenga presente que en Irlanda se conduce por la izquierda. Si lo prefiere, también puede hacer uso de los servicios de tranvía y autobús que hay en las principales ciudades.

¿Cuál es el mejor momento para reservar un ferry a Irlanda?

Los paisajes y los lugares de interés pueden ser disfrutados en cualquier mes del año. Sin embargo, es recomendable no ir en los meses de invierno, cuando las temperaturas son mucho más bajas y la fría humedad puede resultar un poco molesta.

Acerca de Francia:

Durante los últimos 20 años, Francia ha sido el destino turístico más popular del mundo y uno de los países más geográficamente variados de Europa.
Francia no es sólo la Torre Eiffel o la famosa sonrisa de Mona Lisa; incluso los fantásticos pueblos de la sierra, los espléndidos campos de lavanda o los viñedos son tan sólo la punta del iceberg cuando se trata de visitar las atracciones de Franca. Es un país que siempre tiene algo nuevo que ofrecer.