Marruecos

Cómo reservar un ferry de Marruecos a Francia

Hay 2 rutas de ferry que operan entre Marruecos y Francia y ofrecen en total 4 salidas por semana. Grandi Navi Veloci opera 2 rutas, Ferry de Nador a Sete funciona 2 veces por semana & Ferry de Tánger Med a Sete alrededor de 2 veces semanalmente.

Debido a que la frecuencia y la duración de las travesías en algunas rutas varían, le aconsejamos que haga una búsqueda en tiempo real para las travesías desde Marruecos hasta Francia, para obtener la información más actualizada.

Mapa de ferry desde Marruecos a Francia

Haga click para ver el Mapa.

Ferries de Marruecos a Francia

Acerca de Marruecos:

¿Qué se puede hacer en Marruecos?

¿Quién no ha fantaseado con sentarse en una preciosa terraza de estilo marroquí y tomar un té junto con unas pastas hojaldradas artesanas? Rodearse de preciosos cojines y artesanía árabe en un entorno de diseño único es algo que finalmente podrá hacer realidad en Marruecos. El placer de acariciar los coloridos cojines y observar los elegantes elementos de decoración que esta ciudad alberga, especialmente centrados en la lana, la madera, la cerámica y el metal es una de las muchas de las vivencias que esta ciudad ofrece. En caso de querer llevarse a casa uno de estos únicos productos de alta calidad, diríjase a uno de los mercados y zocos que esta ciudad preside y utilice sus habilidades de regateo con los vendedores para conseguir su producto más deseado, al mejor precio.
Su sed de conocimiento sobre la historia y la cultura árabe aumentará a medida que vaya visitando los edificios y monumentos icónicos de esta diversa ciudad. El Palacio de la Bahía, situado en Marrakech, fue construido en el siglo XIX con la intención de que fuera el palacio más grande del mundo; sus puertas, paredes y jardines tienen un atractivo que le hará fotografiar cada sección de esta maravilla arquitectónica. Las Tumbas Saadíes, las cuales se remontan a los tiempos del sultán Ahmad al Mansur, también son una de las mayores atracciones de Marrakech en las que podrá aprender sobre la forma en la que las personas de la época eran enterradas según su estatus y sexo.
Perderse por un colorido y mágico laberinto como lo son las medinas de Marruecos le proporcionará un recuerdo inolvidable; el característico aroma a té de menta que fluye por las calles marroquís le acompañará en la inmersión en esta cultura.
¿Hambriento tras un fascinante día repleto de arquitectura, historia y cultura? Quizá sea el mejor momento para probar la amplia gastronomía marroquí, ofrecida tanto en puestos callejeros como en restaurantes con estrellas Michelín, entre los que encontrará como ingredientes protagonistas el cuscús, las verduras, el pollo y las especias.

¿Cómo moverse por Marruecos?

Marruecos dispone de muchos servicios de autobús disponibles que recorren casi toda la ciudad. También hay un sistema de tren, pero las rutas son limitadas y están más bien enfocadas a recorrer largas distancias. Alternativamente, hay dos tipos de servicios de taxi (Grand taxis y Petit taxis), pero es recomendable preguntar primero el precio del trayecto con el taxista antes de subir.
¿Cuál es el mejor momento para reservar un ferry a Marruecos?
La primavera y el otoño son normalmente las mejores épocas para visitar Marruecos, debido al cálido pero agradable clima. Durante los meses de Julio y Agosto las temperaturas son las más altas de todo el año y puede ser algo sofocante recorrer la ciudad.

¿Cuál es el mejor momento para reservar un ferry a Marruecos?

La primavera y el otoño son normalmente las mejores épocas para visitar Marruecos, debido al cálido pero agradable clima. Durante los meses de julio y agosto las temperaturas son las más altas de todo el año y puede ser algo sofocante recorrer la ciudad.

Acerca de Francia:

Durante los últimos 20 años, Francia ha sido el destino turístico más popular del mundo y uno de los países más geográficamente variados de Europa.
Francia no es sólo la Torre Eiffel o la famosa sonrisa de Mona Lisa; incluso los fantásticos pueblos de la sierra, los espléndidos campos de lavanda o los viñedos son tan sólo la punta del iceberg cuando se trata de visitar las atracciones de Franca. Es un país que siempre tiene algo nuevo que ofrecer.