Alemania

Cómo reservar un ferry de Alemania a Lituania

De momento hay solo 1 ruta de ferry entre Alemania y Lituania operada por 1 operador de ferry – DFDS Seaways. La ruta de Kiel a Klaipeda tiene rutas semanales y la travesía dura aproximadamente 19 horas 30 minutos.

Aunque hemos puesto todo el empeño para garantizar que la información en esta página sea correcta, ya que la frecuencia y la duración de las travesías en todas las rutas pueden variar de vez en cuando, le aconsejamos verificar la disponibilidad actual en esta ruta Alemania Lituania entre Kiel y Klaipeda.

Mapa de ferry desde Alemania a Lituania

Haga click para ver el Mapa.

Ferries de Alemania a Lituania

Acerca de Alemania:

Alemania es el mayor poder económico y político del continente europeo. Está situada en Europa occidental con Berlín como capital y ciudad más grande.
Los estereotipos que relacionan Alemania con la cerveza es debido a la cultura bávara, mientras que Alemania como conjunto es un país vasto y diverso, con muchas regiones históricas, ambiente relajado y cultura internacional. Su diversidad también se puede apreciar en el paisaje alemán, con una extensa costa al norte y los Alpes al sur.

Acerca de Lituania:

A diferencia de sus países vecinos, Lituania disfrutó de un período de independencia. Habiendo ahuyentado a los Hermanos Livonios de la Espada en 1236 en Siauliai, los lituanos emergieron como un estado unificado bajo el Gran Ducado de Lituania (1316-41).

La Unión de Lublin de 1569 estableció un estado polaco-lituano que alcanzó su apogeo bajo el reinado de El Conde Esteban I Báthory de Somlya.
Pero la Gran Guerra del Norte de 1700-21, en la que Polonia-Lituania, Rusia y Suecia lucharon por el control de los países bálticos, dejó el país devastado, y para finales del siglo XVIII, la mayor parte de Lituania había caído en manos rusas.
Varias revueltas en 1830 y 1863 presagiaron un aumento del sentimiento nacional, y el colapso de Rusia en la Segunda Guerra Mundial permitió a los lituanos reestablecer su independencia. En julio de 1940, el país se anexó definitivamente a la URSS.

Cuando Moscú fue relajando gradualmente su postura radical a finales de los años ochenta, las demandas por una mayor autonomía llevaron a la declaración de independencia el 11 de marzo de 1990, mucho antes que en los otros estados bálticos. Una confrontación prolongada que llegó a un momento decisivo el 11 de enero de 1991, cuando las fuerzas soviéticas mataron a catorce personas en la torre de radio y televisión de Vilnius, pero cuando el intento de golpe de estado anti-Gorbachev aconteció en agosto de 1991, el mundo - pronto seguido por la Unión Soviética, que se estaba desintegrando - reconoció la independencia de Lituania.