Túnez

Cómo reservar un ferry de Túnez a Francia

De momento hay solo 1 ruta de ferry entre Túnez y Francia operada por 2 compañias de ferry – Corsica Linea & CTN Ferries. La ruta de Túnez a Marsella tiene rutas semanales y la travesía dura aproximadamente 23 horas.

Aunque hemos puesto todo el empeño para garantizar que la información en esta página sea correcta, ya que la frecuencia y la duración de las travesías en todas las rutas pueden variar de vez en cuando, le aconsejamos verificar la disponibilidad actual en esta ruta Túnez Francia entre Túnez y Marsella.

Mapa de ferry desde Túnez a Francia

Haga click para ver el Mapa.

Ferries de Túnez a Francia

Acerca de Túnez:

Túnez es un país situado en la costa mediterránea del Norte de África. Es la nación que se encuentra más al este y también la más pequeña de las situadas en la línea montañosa del Atlas, bordeando Argelia, al oeste, y Libia al sur y al este. El cuarenta por ciento del país se compone del desierto del Sahara, del cual la mayor parte se compone de tierra fértil, con costas de fácil acceso.
Esta nación árabe-berebere es una de las más liberales en el mundo islámico; el alcohol está disponible en cualquier lugar y las mujeres no tienen por qué sentirse intimidadas en ningún momento.
La capital, Túnez, refleja la diversidad cultural del país. Su pasado como colonia francesa ha tenido una fuerte influencia (ganó independencia tan solo en 1956), siendo los puntos más obvios la comida que combina el más sofisticado estilo francés con especias árabes.

Desde la independencia, Túnez, primero bajo el control de Habib Bourgiba y luego bajo el gobierno liderado por Zine El Abidine Ben Ali, hasta hace tan solo un año, ha perseguido una política orientada a la prevención del fundamentalismo islámico. También es una de las naciones árabes más avanzadas en términos de derechos de la mujer, y por ahora la región más exitosa de la región económicamente.

Acerca de Francia:

Durante los últimos 20 años, Francia ha sido el destino turístico más popular del mundo y uno de los países más geográficamente variados de Europa.
Francia no es sólo la Torre Eiffel o la famosa sonrisa de Mona Lisa; incluso los fantásticos pueblos de la sierra, los espléndidos campos de lavanda o los viñedos son tan sólo la punta del iceberg cuando se trata de visitar las atracciones de Franca. Es un país que siempre tiene algo nuevo que ofrecer.