Argelia

Cómo reservar un ferry de Argelia a Francia

Hay 4 rutas de ferry que operan entre Argelia y Francia y ofrecen en total 11 salidas por semana. Corsica Linea opera 2 rutas, Ferry de Bejaia a Marsella funciona 1 vez a la semana & Ferry de Argel a Marsella alrededor de 4 veces semanalmente. Algerie Ferries opera 4 rutas, Ferry de Bejaia a Marsella funciona 1 vez a la semana, Ferry de Orán a Marsella alrededor de 1 vez por semana, Ferry de Argel a Marsella alrededor de 3 veces semanalmente & Ferry de Skikda a Marsella alrededor de 1 vez por semana.

Debido a que la frecuencia y la duración de las travesías en algunas rutas varían, le aconsejamos que haga una búsqueda en tiempo real para las travesías desde Argelia hasta Francia, para obtener la información más actualizada.

Mapa de ferry desde Argelia a Francia

Haga click para ver el Mapa.

Acerca de Argelia:

Argelia es el mayor país de África, con línea de costa frente al mar Mediterráneo y un interior cubierto por el desierto del Sahara que se dispersa por ruinas pintorescas.
Después de haber sido el hogar de un gran número de imperios y dinastías en el pasado, Argelia ahora ofrece un variado patrimonio cultural y abundancia de monumentos históricos fascinantes. Hay ciudades enteras romanas, cautivadores museos y medinas animadas a la espera de ser exploradas donde quiera que vayas.
La capital, Argel se caracteriza por edificios blancos que se elevan desde el mar, que comprende tanto un área moderna y antigua. Sin embargo, la atracción más visitada de la capital es la enorme Casbah, o 'ciudadela', con su laberinto de calles estrechas y palacios otomanos espectaculares.
Argelia es ideal para la navegación hacia el sur de Europa y, con varios puertos a lo largo de sus 1.600 km de costa, hay una gran cantidad de opciones de ferry. La mayoría de las rutas a través del Mar Mediterráneo tienen un tiempo de viaje relativamente largos, así que es mejor asegurarse el reservar un camarote para su travesía.

Acerca de Francia:

Durante los últimos 20 años, Francia ha sido el destino turístico más popular del mundo y uno de los países más geográficamente variados de Europa.
Francia no es sólo la Torre Eiffel o la famosa sonrisa de Mona Lisa; incluso los fantásticos pueblos de la sierra, los espléndidos campos de lavanda o los viñedos son tan sólo la punta del iceberg cuando se trata de visitar las atracciones de Franca. Es un país que siempre tiene algo nuevo que ofrecer.