Estonia

Cómo reservar un ferry de Estonia a Rusia

De momento hay solo 1 ruta de ferry entre Estonia y Rusia operada por 1 operador de ferry – St Peter Line. La ruta de Tallin a San Petersburgo tiene rutas semanales y la travesía dura aproximadamente 62 horas 30 minutos.

Aunque hemos puesto todo el empeño para garantizar que la información en esta página sea correcta, ya que la frecuencia y la duración de las travesías en todas las rutas pueden variar de vez en cuando, le aconsejamos verificar la disponibilidad actual en esta ruta Estonia Rusia entre Tallin y San Petersburgo.

Mapa de ferry desde Estonia a Rusia

Haga click para ver el Mapa.

Ferries de Estonia a Rusia

Acerca de Estonia:

Estonia es un país en la región báltica de Europa del Norte. Limita al norte con el Golfo de Finlandia, al oeste con el mar Báltico, al sur con Letonia y al este con Rusia.
A pesar de ser pequeña en tamaño, Estonia es sumamente dinámica con una extensa costa y gloriosas playas. La temporada de verano es corta pero Estonia no es todo playa. La ciudad medieval ofrece la percepción de un país ex-soviético ocupado que ahora forma parte de la Union Europea.

Acerca de Rusia:

Rusia tiene un litoral extenso bañado por el Océano Ártico y el Océano Pacífico Norte, así como con el litoral de los mares Báltico, Negro y Caspio. Rusia está bordeada por Noruega y Finlandia al noroeste, Estonia, Letonia, Bielorrusia y Ucrania al oeste, Georgia y Azerbaijan al suroeste, Kazajstán, China y Mongolia al sur, y China y Corea del Norte al sureste.

La Rusia europea se extiende desde las fronteras de los estados de Bielorrusia y Ucrania hasta los Montes Urales, unos 1000 kilómetros al este de Moscú; incluso sin el resto de la Federación Rusa, constituye de lejos el país más grande de toda Europa. Fue también durante muchos años, el de más difícil acceso para los turistas.
Hoy en día, Rusia es más accesible y aunque la acomodación ha de ser reservada con antelación, viajar de manera independiente es una opción más que posible. Aun así, Moscú y San Petersburgo siguen siendo los lugares de más fácil acceso.

Rusia es una tierra de nieve e inviernos mortíferos, pero también de ríos que serpentean por praderas y un sol de verano que nunca se pone. Su gente, en las palabras de un proverbio ruso, "adora sufrir", aunque también disfrutan de las fiestas y pueden ser increíblemente generosos y hospitalarios.