Inglaterra

Cómo reservar un ferry de Inglaterra a Guernesey

Hay 2 rutas de ferry que operan entre Inglaterra y Guernesey y ofrecen en total 14 salidas por semana. Condor Ferries opera 2 rutas, Ferry de Poole a Guernesey funciona 7 veces por semana & Ferry de Portsmouth a Guernesey alrededor de 7 veces semanalmente.

Debido a que la frecuencia y la duración de las travesías en algunas rutas varían, le aconsejamos que haga una búsqueda en tiempo real para las travesías desde Inglaterra hasta Guernesey, para obtener la información más actualizada.

Mapa de ferry desde Inglaterra a Guernesey

Haga clic para el Mapa.

Ferries de Inglaterra a Guernesey

Acerca de Inglaterra:

Inglaterra comprende la parte sur y central de Reino Unido y está situado en el Atlántico Norte, separada de Europa continental. Inglaterra es la más grande es las cuatro "naciones" que conforman Reino Unido y también incluye más de 100 islas pequeñas incluidas la Isla de Wight y las Islas Sorlingas.
Londres es la capital de Inglaterra y de Reino Unido. Esta vasta región metropolita es capital global de finanzas, cultura y moda.

Acerca de Guernesey:

Guernsey está situado en el Golfo de St. Malo, a unos 50 kilómetros de la costa de Francia y unos 130 kilómetros de la costa sur de Inglaterra.

La historia de Guernsey comienza con el hombre Neolítico y la estructura más antigua de Europa hecha por el hombre.
Las islas formaron parte de Normandía desde el año 933, forjando una conexión entre Gran Bretaña y Francia que aún permanece en ley Norman, apellidos y el guernesaise, la lengua local. Guernsey se puso del lado de Inglaterra en 1204. El Castillo Cornet fue construido para repeler una invasión francesa y hoy acoge uno de los mejores museos de la isla. La herencia de Guernsey está inextricablemente ligada al mar, y esta relación tan estrecha se celebra en el SeaGuernsey.

La isla fue hogar del poeta francés Víctor Hugo, cuya casa se ha convertido en un monumento dedicado a sus 15 años de exilio. Su espíritu creativo vive en el incesante programa de exhibiciones y actuaciones.

El Siglo XX también dejó su marca, cuando las islas de convirtieron en baluartes en el Muro Atlántico de la Segunda Guerra Mundial. Su legado compone un laberinto de fortificaciones, y museos fascinantes que recrean la vida diaria en la ocupada Gran Bretaña.